Bienvenidos!

Antiguos negocios en el desierto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Doc Mc Coy el Dom Feb 06, 2011 8:11 pm

Los caminos del desierto pueden ser tan confusos como los caminos de la vida, hay veces en la que se convierte en un vasto desierto repleto de dunas, adornado con un furioso sol que implacable sofoca en calor a cualquiera que entre en sus territorios, aquellos obstaculos pueden parecerse peculiarmente a aquellos desafios que se presentan en nuestro diario vivir, o al menos eso es lo que estaba pensando el doctor Mc Coy mientras viajaba montado en su fiel compañero, se encontraba con su gran abrigo y su sombrero, totalmente vestido de negro, cualquiera que lo vea creeria que se trataba de un mensajero de la muerte, un verdugo o simplemente un loco que quiere deshidratarse en el desierto, aquellos motivos que lo traian a este vasto e infernal lugar eran algunos documentos olvidados que ahora permanecen enterrados en lo mas profundo de las arenas.

Aquel panorama tan desolador comenzaba a cambiar de a poco para convertirse en una llanuras de roca solida adornada con unos pocos y espinudos cactus y gigantescos acantilados de roca granito, el ambiente se parecia mucho al viejo oeste estado unidense, por algun motivo Doc se sentia como en casa.

Ya habia llegado hasta su destino, era una pequeña aldea fantasma que estaba en las completas ruinas, podridos maderos, piedras quebradizas y edificios completamente colapsados adornaban el triste y pintoresco lugar, el letrero de la aldea se encontraba tirado en el suelo, por lo que Doc se bajo de su caballo para leer el nombre de lo que fue un poblado: "Lo Soledad"

El doctor nuevamente subio a su caballo y comenzo a galopar lentamente para buscar un edificio en especifico, aquel que almacenaba aquel documento que le ayudaria a resolver un oscuro caso que se estaba generando en torno a un pantano ubicado en el mundo de gaia, sospechaba de que se trataba de una energia gigantesca y terrible, sabia que algo malo pasaria pronto en aquel mundo, y su deber era averiguarlo, por lo que siguio adentrandose a aquel lugar, pensando en que estaba completamente solo y haciendo memoria de donde podria estar aquel edificio.
avatar
Doc Mc Coy

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 16/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Amethyste Hosenfeld el Dom Feb 06, 2011 9:15 pm

Sin mucho que hacer,me encontraba en una nave gigante,donde habían centenares de sacerdotisas y magos,todos haciendo un trabajo diferente al anterior.Pero mi misión era diferente a la del resto.De una puerta,aparece una mujer de aspecto de guerrera,cabello negro,ojos rojos carmesí y y de tez blanca.Ella es mi deudora,Amateratzu.Al verla,me arrodillo como señal de respeto.
-Amateratzu: Esta es tu próxima misión: Se ha localizado un edificio donde se localizan unos archivos referentes al pantano de los Qu en el gran desierto.Tu misión: recobrar los papeles y entregárselos a su respectivo ciente.Encontraras al cliente en la zona de la misión.Buena suerte.-
Daba su señal a una compuerta de salida,por lo que se abrió inmediatamente,por lo que fui hacia ella y salte usando mi extreme gear en mis pies.Hice varias piruetas,antes de tocar la tierra e ir directo a la torre.Un rato después, visualizo un extraño edificio en medio del desierto y de pronto visualizo muy de cerca a otro sujeto.
-¡Cuidado!-
Grite despavorida,mientras di una vuelta y choque contra una casa abandonada,dejando caer mi tabla deslizadora.

(Off: Glosario:

Amateratzu: http://1.bp.blogspot.com/_rlxzNKWenNU/TEljTQIg-aI/AAAAAAAAAEI/5L8dLJCgzU8/s1600/Amaterasu_by_GENZOMAN.jpg

Extreme Gear: http://images1.wikia.nocookie.net/__cb20100802092934/sonic/images/3/3d/Exgear_bluestar.png )
avatar
Amethyste Hosenfeld
Angel

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 13/11/2010
Edad : 25
Localización : Sonora,Mexico.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Aleyda el Dom Feb 06, 2011 11:40 pm

Su alto cargo la había mejorado en todo a lo que una guardiana podría ofrecerse a si misma, esto quería decir que tras misiones y misiones una podía ser libre y no solo ser la escolta de los viajeros extraviados por los bosques frondosos o de los jóvenes elfos perdidos por Natura; si no que ya podía salir de los bosques montado en su hipogrifo allá a donde quisiese, siempre y cuando bendeciera su vida en agradecimiento a Adrimâ, la Madre Tierra.

Y por ello ahora mismo se encontraba pisando tierras áridas y muy lejanas a su tierra natal; allí donde la escasa vegetación cerraba los lugares donde esconderse y/o camuflarse, allá donde el agua faltaba y allá donde el calor era inmenso. Por ello decidió ponerse un atuendo adecuado y de tonalidades tostadas y pardas, en vez de verdes como solía llevar siempre; pareciendo ahora alguien de zonas desérticas: un nómada. Como siempre llevaba una capucha sobre su cabeza ocultando así sus orejas, además de llevar un pañuelo sobre la boca y la nariz, ocultando así gran parte de su rostro a excepción de su mirada. Todo esto como prevención contra tormentas de arena y cosas variadas.

Spoiler:
El atuendo en cuestión. Lo de la cara está descrito y el color mencionado: marrón, beiges y tostados.

Recogía plantas como siempre hacía, viajando además por distintos lugares hasta que escuchó una especie de explosión o choque de algo en alguna parte cercana a la suya. Pronto avistó unos edificios y lo que parecía una antigua aldea, de una de las casas salía arena y polvo... parecía que algo había chocado... Por ahora se quedaría agazapada tras una duna donde se encontraba, a mirar.
avatar
Aleyda

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 23/01/2011
Localización : encuentrame por los bosques antes de que te pierdas...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Doc Mc Coy el Lun Feb 07, 2011 1:01 am

La memoria no estaba ayudando del todo al doctor, hacia ya muchisimo tiempo que no visitaba "Lo Soledad", en la epoca que lo hiso el tenia 22 años y era un pueblo pacifico y próspero, sus habitantes eran felices y evitaban la violencia, nunca supo el por que aquel poblado desaparecio para quedarse en el mas recondito de los olvidos, enterrandose cada vez mas en las arenas implacables del desierto, el viento y la escasa vegetacion eran testigos mudos de su desvanecimiento de la faz de Gaia.

Aquel estrepitoso ruido habia alertado al doctor y provoco que su caballo se volviera loco por un par de minutos, Mc Coy pudo controlar a su montura con calma y diciplina en cuestion de segundos, despues de eso presto atencion a aquel edificio que se habia desplomado por aquel impacto, la arena y la tierra salto y se desparramo por todo el lugar provocando una cortina de humo bastante espesa, por lo que decidio llevarle la parte superior para cubrir la zona de su nariz y bosca y asi evitar respirar las molestas particulas en el aire.

Ua vez que el humo se dicipo, se dio cuenta de que una niña se encontraba entre los escombros, al principio se pregunto si ella fue la responsable de que aquel edificio terminara de unirse con el pueblo en el olvido, examinandola con la mirada de forma fria y calculadora, comprobando asi que no se trataba de una seria amenaza, por lo que nuevamente monto a su corcel y continuo su camino buscando aquel edificio al cual le pertenecia a su padre en la antiguedad, sus investigaciones se encontraban enterradas en la arena y eran de vital importancia para el Doctor...
avatar
Doc Mc Coy

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 16/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Amethyste Hosenfeld el Lun Feb 07, 2011 2:15 am

Pedazos de ladrillos y madera caían una por una encima de mi,lo cual hizo que me lastimara demasiado,mas aun así,no era lo suficientemente fuerte,como para caer inconsciente.
-Eso dolió...-
Decía,mientras me levantaba de entre los escombros y me sobaba la cabeza.En eso,volteo la mirada hacia arriba y veo a un hombre vestido de vaquero que me miro muy molesto. Quizás destruí su casa por error,lo que hizo que me apenara mucho,pero por alguna extraña razón,se dio la media vuelta y siguió adelante,como si no hubiera pasado nada.Aun así,fui hacia el,nomas para disculparme.
-Perdóneme,señor.No era mi intención destruir su hogar,pero no lo vi a tiempo,por lo que gire justo a la dirección a su casa.No se como podre pagárselo.Pero le juro que si se la voy a pagar señor.-
Le decía muy apenada con respecto a lo que paso.Fui a recoger mi tabla,cuando de pronto sentí el aura de un elfo en las cercanía,por lo que me oculte rápido.Si era enemigo,mejor estar al tanto de esa presencia.O de lo contrario, podría ser muy malo para mi.
avatar
Amethyste Hosenfeld
Angel

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 13/11/2010
Edad : 25
Localización : Sonora,Mexico.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Aleyda el Lun Feb 07, 2011 12:40 pm

Seguía oculta tras una de las dunas que hacían ladera con aquel pueblo en el que ya estaba en éste, pues uno de los edificios de lo mencionado se encontraba a escasos metros de ella y eso le daba más juego a la hora de querer acercarse, si es que así lo quería, con el añadido de no ser vista. Mas algo más le preocupaba, aquel hombre de negro que sus ojos habían visto pasar le pareció un humano normal y corriente, pues sus corrientes mágicas no fluían por sus venas y ni si quiera habían sido enseñadas a que salieran a la luz; pero en cambio una chica que salió de la misma casa llena de polvo y arena y que ahora perseguía al susodicho sujeto parecía que si emanaba poder, y no uno pequeño sino uno bastante mayor, aun así no estaba entrenada para saber que tipo de ente era cada ser dependiendo de la intensidad mágica, no como algunos seres que sí lo estaban... pero para Aleyda eso era inconcluyente, pues la misma magia que notaba ella podría ser de alguien de alto rango como un demonio, un ángel o incluso una gran hechicera humana. Fuese como fuese no se iba a acomodar en el lugar e iba a estar aun más atenta. Para no quedarse en un mismo lugar y resguardar sus espaldas decidió moverse hacia una de las casas más adelante suyo, metiéndose por un resquicio abierto en la pared de ésta y metiéndose al interior donde su camuflaje se perdía un poco, elevando su visibilidad un tanto por ciento, aunque no mucho. El edificio estaba en ruinas completamente, una de las vigas de madera atravesaba en diagonal la casa por dentro, desde arriba donde en aquella zona no había techo hasta donde se encontraba ella que sí había sobre su cabeza, mas detrás suyo se encontraba la apertura que aunque no excesivamente grande pudo entrar ella desde el exterior. Allí dentro se encontró una extraña planta que crecía en pocos lugares: una flor ceniza, ¿qué hacía allí? De todos modos cogió una de sus dagas y con cuidado la extrajo sin dañar la raíz, pues debía seguir creciendo de manera natural y sin que nadie lo impidiera.
En esa fracción de segundo que desvió la mirada para poner atención a la planta se desquitó de tener que observar a aquellas dos personas, pero entonces es cuando recordó que las estaba siguiendo por su propia seguridad, para cerciorarse de que no interrumpirían su trabajo con alguna trampa o ataque sorpresa.
Con rapidez y sin dejar de estar agachada la mayor parte del tiempo se movió; sus movimientos eran largos y lentos, pausados, estiraba una pierna para después acercar su cuerpo e inclinar éste hacia adelante, tocando casi su rodilla contra su pecho, ya su vez apoyaba su mano derecha sobre la arena que cubría el suelo para continuar moviéndose y avanzar con la pierna que le quedaba, la que quedaba atrás. La mano libre la tenía agarrando el mango de la daga que estaba sujeta a su pierna, pues un ataque a distancia se vería más bien como una ofensa y lo que ella ahora no quería era una batalla.
Poco a poco se fue acercando hasta que sus orbes verdosos volvieron a encontrar a esas dos personas, pero por desgracia la aldea había jugado malamente con ella y ahora mismo se encontraba en una posición desventajosa, sobre todo cuando después de dar vueltas y vueltas y no encontrar a su objetivo se los encuentra... de frente. Exactamente, los tenía ante sus ojos en esa posición de acecho felino, oculta de arriba a abajo como una nómada o una ladrona mismamente... Sus ojos alargados se proyectaron en el hombre, después en una milésima de segundo en la niña que iba detrás de él, y después volvió al hombre, realmente daban una apariencia de padre e hija o de tío y sobrina; pero ella no se regía por eso y ahora dependiendo de como fuesen los movimientos ajenos haría una cosa u otra. Por ahora su posición era la misma, agachada casi rozando el suelo con una pierna (la izquierda) más adelantada a la otra y ésta otra más atrás pero flexionada, con la mano derecha apoyada entre pierna y pierna y la otra escondida en la pierna adelantada, atrás donde la daga; pues aquellos dos se encontraban en su lado derecho de mira.


Spoiler:
Ale, a leer xD nunca pensé que me saldría tan largo.
avatar
Aleyda

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 23/01/2011
Localización : encuentrame por los bosques antes de que te pierdas...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Doc Mc Coy el Mar Feb 08, 2011 6:45 pm

El tiempo era crucial para el doctor, cada segundo que pasaba, el sol se ocultaba cada vez mas y mas y eso le significaría un grave problema, además de no poseer provisiones o un techo seguro en el cual pasar la noche, lo más sensato para él en caso de que caiga la noche encima suyo si aun no encontraba el edificio, o lo encontraba demasiado tarde, era pasar la noche en el poblado abandonado, ya que ahí tendría un techo y bastante fuego para combatir al implacable frio del desierto nocturno.

La cabalgata del doctor continuaba paulatinamente a través de lo que fue antiguamente una calle, buscando su objetivo, mientras aquella niña lo seguía pidiéndole disculpas por haber demolido “su casa”, después de que las pidió, ella se retiraba a buscar algo, o al menos eso creyó que hacía, aunque tampoco le dio mayor importancia, el estaba preocupado de hacer otra cosa en esos momentos, aunque no pudo evitar sentir curiosidad ¿Qué estaba haciendo ella en Lo Soledad?

El recorrido continuaba, y Mc Coy trataba de recordar la ubicación exacta de aquel edificio, hasta que por fin tubo un momento de lucidez, había recordado que el edificio se encontraba a las afueras del pueblo, al borde de los arrecifes y oculto entre las rocas, ya que este fue construido utilizando el mismo arrecife como materia prima, en pocas palabras, construyeron recamaras a lo largo de todo el acantilado, el doctor busco con la mirada el cañón, al cabo de unos segundos lo encontró, se encontraba al frente de el, pero apenas se divisaba ya que el polvo levantado producto del choque de la rubia en el edificio aun nublaba un poco la vista, desvaneciendo los objetos y detalles más lejanos de su posición actual.

Pero había algo mas que había capturado el interés del viejo doctor, y este no era un detalle lejano en el paisaje, o algún atajo para llegar más pronto al edificio, si no que se trataba de una mujer que se encontraba adelante, a escasos metros en frente de él y su noble corcel, al juzgar por la apariencia, las ropas y su posición, Doc daba por hecho de que se trataba de alguna bandida del desierto, mas no se preocupo mucho por su presencia, ya que no acarreaba absolutamente nada de valor encima de el, salvo su maletín con medicamentos y su buntline que la llevaba enfundada en su cinturón, y oculta dentro de su negro abrigo, miro detenidamente a la extraña con cierto gesto amenazante, lo cual era común en el, siempre observaba a las personas desconocidas con esa misma mirada, solo para ver como reaccionaban.

El negro caballo del doctor observaba también a la desconocida, pero este la miraba con ojos brillantes, se mostraba tranquilo ante su presencia, cosa que era rara, ya que nunca se había mostrado así con nadie que no fuese el doctor, y si miraba a alguien, lo hacía con el mismo desplante amenazador de su dueño, mas esta vez hiso una excepción, cosa que el doctor noto, para luego volver a mirar a la chica, esta vez con curiosidad ¿Por qué buitre se quedo tan calmo ante la presencia de la mujer? ¿Será que ella no es humana? Muchas interrogantes y muy poco tiempo, por lo que el doctor borro de su mente cualquier señal de duda y continuo con su camino hacia el cañón, pasando por al lado de la mujer e ignorando completamente a la rubia de atrás, aunque si ella continuaba su afán de seguirlo, terminaría por hacerle un interrogatorio…
avatar
Doc Mc Coy

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 16/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Amethyste Hosenfeld el Mar Feb 08, 2011 8:21 pm

El aura de la tercera persona era la de un elfo.¿Que hace un elfo en medio del desierto? Según yo solo vivían en los bosques.Puede que haya varias opciones.Que nos quiera ayudar,que se perdió por aquí o es un enemigo.El aura estaba justo al lado de mi derecha y vi a una chica rubia de ojos verdes,vestida muy elegantemente,para ser una elfa.Vaya de que si es mona.Su aura no parecía tener malas intenciones,por lo que decidí acercarme.
-¿Que pasa?¿Te has perdido en medio del desierto?-
Le pregunte a la chica,mientras me daba cuenta que el vaquero nos dejaba atrás.No le di importancia y seguí platicando con la elfa.
-Si quieres te ayudo a regresar al bosque.Te lo prometo.-
Le dije con una sonrisa en mi rostro.La verdad no importaba si eso me retrasaba mi misión.Tengo mucho tiempo para toparme con mi cliente.¿O no?
avatar
Amethyste Hosenfeld
Angel

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 13/11/2010
Edad : 25
Localización : Sonora,Mexico.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Aleyda el Mar Feb 08, 2011 9:48 pm

Observó al hombre y a su caballo, no parecían tener la misma mirada pues la mirada del animal le daba tranquilidad mientras que la del hombre seriedad e incluso amenaza, mas ella estaba tapada de pies a cabeza y apenas sus ojos en la oscuridad de aquellos mechones rubios que colgaban fuera de la capucha hacían que sus orbes verdes se mostraran completamente. El hombre se hizo a un lado y siguió su camino, ella se quedó inmóvil como un pequeño ratón que simula a su enemigo que no existe, mas ella lo hacía para sentir mejor la pisadas de aquel equino y su dueño para saber si realmente se marchaba hacia donde se dirigía sin ni si quiera hacerla nada. Estaba bien que así fuese pero ahora se le acercaba la niña de cabellos dorados, a lo que esquivó su hazaña por querer estar al lado de la elfa con un salto ágil hacia atrás, quedando en la misma postura que antes pero mirándola con más seriedad. Incluso su daga izquierda había sido desenvainada de su funda y ahora pasaba el mango por los dedos de la mujer, largos y finos; con un movimiento de muñeca puso su arma por delante de su propio rostro, de manera que no fuese una ofensa hacia la chica sino más bien una advertencia. º¡Atrás!º Alcanzó a decir tras dar unos pasos hacia atrás y en la misma dirección en la que el hombre se encontraba. sus palabras no eran de amenaza, pero si del peligro que podría correr la pequeña ente si se le intentaba acercar una vez más.
Con ésta alejada se incorporó poniéndose en pies y estirando sus finas piernas que ahora se ocultaban tras sus ropas beiges tostadas, enfundando a la vez su daga en su lugar mostrando desinterés en atacar a la jovencita. Para aquellos parajes no había traído su carcaj y su arco, mas no era de importancia pues no vino allí a pelear sino a investigar. Sin nada más que decir se dio la vuelta y comenzó a caminar con pasos decididos y un caminar elegante, dejando huellas en la arena a medida que avanzaba.
Allí a lo lejos otra flor de ceniza, se apresuró sin correr y cuando estuvo cerca volvió a agacharse para cortar otro tallo.
avatar
Aleyda

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 23/01/2011
Localización : encuentrame por los bosques antes de que te pierdas...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Doc Mc Coy el Mar Feb 08, 2011 11:24 pm

El polvo dejado por el derrumbe del edificio provocado por la pequeña rubia ya se estaba dispersando y dejaba ver con mejor claridad el cañón, pareciese que una ciudad completa hubiera sido construida utilizando como materia prima la misma roca granito que forma la gran fisura, la cual se extendía a lo largo de todo el fenómeno natural, claro que desde la lejanía apenas se apreciaba, solo podría verlo alguien que tuviese una vista de halcón o parecido.

Mc Coy dirigió la mirada hacia un viejo y malgastado letrero que tenia dibujada una blanca y borrosa flecha que apuntaba hacia los edificios esculpidos de mas adelante, apenas se leían las inscripciones escritas hace muchísimos años, decía: “al valle de las serpientes”

Después de leer miro de reojo y con cierta indiferencia a ambas chicas que parecían intercambiar un par de palabras, veía como la rubia se dirigía a la mujer encapuchada con amistad y el afán de ayudarla, mientras que la otra mujer reaccionaba algo alarmada y retrocediendo, acercándose cada vez mas a el y a su caballo, el doctor no se alarmo por esto, pero prefirió evitar participar en posibles confrontaciones, y menos si estas no le apañaban, por lo que apresuro la marcha, su corcel comenzó a galopar a toda velocidad con rumbo al acantilado, dejando atrás a las dos mujeres y al Lo Soledad para internarse en un poblado mucho mas grande e invadido de magia, pero por sobre todo trampas ocultas, por lo que el doctor estaba mas que preparado, incluso para posibles emboscadas…
avatar
Doc Mc Coy

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 16/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Amethyste Hosenfeld el Miér Feb 09, 2011 2:26 am

En eso,la chica elfo se pone defensiva,sacando una daga de bolsillo,lista para atacarme con ella.Era momento de endulzar las cosas,o aquí habría heridos.Ademas de que no quiero lastimarla.Mi verdadero objetivo es el de encontrar al cliente de mi misión y poder ayudarle a conseguir esos documentos.No el de provocar daño.
-Tranquila.Vengo en son de paz.No te quiero lastimar.-
Le decía,haciendo una seña de paz a la joven elfa,mientras volteo la mirada y veo como el vaquero decide bajar hacia un acantilado que estaba al lado del pueblo fantasma.Vi como adentro del acantilado había una ciudad muy extraña. Quizás sea ahí donde me tope con mi cliente. Volví a fijar mi mirada hacia la chica elfo, desplegué mis alas y baje a la ciudad.
avatar
Amethyste Hosenfeld
Angel

Mensajes : 548
Fecha de inscripción : 13/11/2010
Edad : 25
Localización : Sonora,Mexico.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos negocios en el desierto

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.